Rutina facial ¿cuántos pasos debería tener?

Si te preocupa cuidar la piel de tu rostro, seguro que te has hecho estas preguntas alguna vez. ¿Cuántos pasos necesitas en tu rutina facial? ¿En qué orden deberías aplicarlos? ¿Hay que dejar pasar un tiempo entre la aplicación de los diferentes productos faciales?

Y lo cierto es que la cantidad de información y recomendaciones que hay en internet no ponen nada fácil elegir la respuesta correcta. Más que nada, porque no la hay. Como tantas otras veces, todo depende de ti: de tu manera de ser, de tu estilo de vida, del estado de tu piel…Porque no es lo mismo tener una piel en muy buen estado y ser una perezosa de libro para esto de cuidarse, que ser la dueña de una piel sensible en la que ya aparecen algunas señales que indican la necesidad de cuidarla de otra forma (bolsitas, primeras arrugas, manchitas, acné…). O ser una ‘friki de las cremas’ que literalmente goza dedicándose un ratito de mimos cada día.

Por eso hoy te proponemos dos tipos de rutina que puedes adaptar a ti con el orden en el que debes aplicar cada producto:

Rutina facial minimalista

Si te va lo sencillo y quieres un ritual rápido y efectivo, esta rutina facial es la tuya, ya que se reduce únicamente a tres pasos:

  1. Limpieza. Olvídate de lavarte la cara solamente con agua. Con ella no conseguirás arrastrar toda la suciedad que se acumula en nuestra piel a lo largo del día, así que, como mínimo, aplica un jabón facial adecuado a tu tipo de piel. Los de Savoneko son ideales para ello, tanto su jabón de caléndula y bardana (pieles sensibles) como el jabón de arcilla verde (pieles mixtas o grasas). Es súper importante hacerlo tanto por la mañana como por la noche para que la hidratación se aplique en las mejores condiciones posibles.
  2. Hidratación. No importa lo bien que creas que tienes la piel. Siempre, siempre, siempre, va a necesitar hidratarse para estar sana. Elige la crema hidratante más adecuada para tu tipo de piel y aplícala tras la limpieza. Y si quieres una rutina express de verdad, elígela con protector solar, como la BB Green Cream de Terpenic, y sáltate el último paso.
  3. Protección. Si tu crema hidratante no incluye protección solar, debes aplicar una crema solar facial como último paso. Imprescindible si vas a salir a la calle, aunque sea invierno.

Rutina facial en 5 pasos

Es la opción perfecta si quieres cuidarte, pero los 10 pasos de las rutinas faciales coreanas te parecen una exageración. Y el día que vayas con prisa, siempre puedes optar por la rutina minimalista.

  1. Limpieza. Si sueles maquillarte, un jabón facial puede quedarse corto. Un desmaquillante bifásico como el de Akame o una mouse desmaquillante como la de Mille Fleurs te ayudarán a eliminar tu maquillaje de manera suave y efectiva. Aunque si el tiempo no es problema para ti, lo que de verdad te recomendamos es que dividas este paso y realices una doble limpieza. Y recuerda, ni se te ocurra saltártela popr la mañana. Tu piel produce durante la noche sebo e impurezas que, mezcladas con la suciedad que puede haber en tus sábanas, no son una buena base para aplicar los siguientes pasos.
  2. Tónico. Es uno de los grandes olvidados de las rutinas faciales, pero créenos, usarlo marca la diferencia a medio y largo plazo, ya que arrastra los poquitos restos de suciedad y células muertas que tu limpiador se ha dejado en el tintero y prepara la piel para recibir los productos que aplicarás después. A nosotras nos encanta el tónico para piel sensible de Bio:Végane.
  3. Contorno de ojos. La piel de esta zona es muy delicada, por eso hay que aplicar un producto específico para ella antes de la hidratación. De esta manera evitarás tocarla con restos de ingredientes que pueden ser demasiado agresivos para ella.
  4. Nutrición e hidratación. Si necesitas un plus de hidratación y nutrición, utiliza un sérum como el Advance Antiox de Akame. Después, aplica una crema hidratante adecuada a las necesidades de tu piel.
  5. Protector solar. Si tu crema hidratante no lo contiene, ya sabes que debería estar en tu neceser durante todo el año. Los de Pur Eden, además, son respetuosos con tu piel y con el medio ambiente.

¿Es necesario esperar entre un paso de la rutina facial y el siguiente?

Sí, es recomendable dejar pasar unos segundos (no hace falta llegar al minuto) para dejar que la piel absorba los ingredientes que acabamos de aplicar sobre ella. Entre el limpiador y el tónico no sería necesario, pero en los pasos siguientes te aconsejamos que lo hagas.

¿Con qué rutina facial diaria te quedas? ¿Te apetece que hablemos de otras rutinas más profundas, como la coreana?

¡Te leemos en los comentarios!

Dejar un comentario

Shop now

You can use this element to add a quote, content...