Qué es la doble limpieza y por qué te conviene especialmente en verano


Los rituales de limpieza facial asiáticos han traído nuevas costumbres y rutinas a nuestras vidas, y uno de los que están ganando más seguidoras es el de la doble limpieza facial. Algo que no nos extraña en absoluto, en vista de los importantes beneficios que esta tiene para nuestra piel.

¿Qué es la doble limpieza facial?

La doble limpieza consiste en la utilización de dos productos purificantes para la piel: uno de base oleosa, para penetrar mejor en la piel y limpiarla en profundidad de la suciedad soluble en grasa (maquillaje, sebo…); y un segundo paso de base acuosa que nos ayudará a retirar los restos del paso anterior así como las impurezas solubles en agua (sudor, polución…). Este segundo paso se puede presentar en formato jabón, gel, espuma, agua micelar, etc.

Este tipo de ritual es recomendable para todo tipo de pieles y en cualquier época del año, pero lo recomendamos especialmente en verano, ya que es en esta época cuando más utilizamos el protector solar. No hay que olvidar que el protector solar es una capa más de producto sobre nuestra piel, y que retirar adecuadamente sus residuos al finalizar la jornada nos ayudará a lucir una piel más limpia, sana y bonita.

Qué productos usar para la doble limpieza

Como hemos explicado anteriormente, para la doble limpieza vamos a necesitar un producto oleoso y otro acuoso. Los elegidos dependerán mucho de tu tipo de piel y estilo de vida, pero hoy te vamos a hablar de un dúo que, por sus características, se adapta a la mayoría de los casos con muy buenos resultados.

En el primer paso puedes utilizar el Aceite Imperial de Akame, que además de su acción limpiadora te aportará las propiedades antioxidantes del aceite de Marula, un componente con 10 veces más vitamina C que la naranja y que dejará tu piel nutrida y luminosa. Este paso es el que más disfrutamos, porque la textura oleosa facilita el masaje facial convirtiendo la limpieza en un momento muy agradable y relajante.

En el segundo paso, a nosotras nos encanta utilizar el jabón de caléndula y bardana de Savoneko, que limpia en profundidad mimando hasta las pieles más sensibles. Los jabones de esta marca se elaboran de manera artesanal y a base de ingredientes naturales Bio Certificados, sin perfumes ni colorantes añadidos (ni falta que le hacen).

¿Te animas a pasarte a la doble limpieza? Te prometemos que en cuanto adquieras el hábito no vas a querer volver atrás, ¡consúltanos cualquier duda desde el chat!


Dejar un comentario