Método Curly, la manera más respetuosa y natural de presumir de rizos

No os vamos a engañar, nos encanta que se haya puesto tan de moda el Método Curly. Y es que de toda la vida, lo de tener el pelo rizado se ha encarado con dos actitudes bien diferentes: rebelándose contra ello y buscando mil maneras de alisar la melena; o bien luciéndola con orgullo de leona, pero buscando también productos que ayudasen a definir los rizos y eliminar el encrespamiento que con tanta frecuencia los acompañan.

Esta segunda opción no solo está ganando cada vez más adeptas, sino que se ha convertido en un verdadero boom. Y a nosotras nos parece maravilloso que por fin aceptemos la naturaleza de nuestro cabello en lugar de luchar contra ella. Porque aceptarnos como somos y potenciar una cosa que es tan nuestra, también significa querernos un poquito más y dejar más tiempo disponible para aquello que realmente nos llena.

¿Qué es el Método Curly?

El Método Curly surge de la necesidad de encontrar productos que nos permitan mantener y definir nuestros rizos naturales, potenciando su forma y volumen a la vez que evitamos el temido encrespamiento.

Para ello, es necesario conocer bien las características y necesidades de un cabello rizado:

  • Su estructura los hace más proclives a la deshidratación, con el consiguiente encrespamiento.
  • La falta de nutrición influye también en una menor definición.
  • El rizo tiende a marcarse menos con el uso de productos que suman peso al cabello.

El Método Curly aborda todos estos frentes, basándose en la utilización de productos sin sulfatos y libres de siliconas que se combinan con técnicas específicas tanto a la hora de cortar el pelo como de secarlo y peinarlo.

¿Cómo saber si un producto es apto para el Método Curly?

Normalmente el propio producto va a indicar en el etiquetado su idoneidad para formar parte de una rutina ‘curly’. Pero la mejor manera de valorar si es apto para ello es comprobar la ausencia de sulfatos (SLS y SLES) y de siliconas en su composición.

Que sea libre de sulfatos garantiza una limpieza más suave y respetuosa con la fibra capilar, mientras que la desaparición de las siliconas de las rutinas de limpieza y fijación resta peso a la melena. Ambos factores son determinantes para que el rizo recupere su vigor y volumen, dando lugar a una melena bonita, natural y con volumen.

Si estás buscando un producto compatible con el Método Curly formulado con ingredientes naturales, la Wave Magic Cream de Alme es una excelente opción. Entre sus ingredientes destacan:

  • Glicerina natural, un potente humectante que ayuda a mantener la hidratación.
  • Goma Xantana, que actúa como fijadora para los rizos sin apelmazarlos.
  • Aceites vegetales de almendras y coco, ricos en vitaminas y nutrientes que aportan brillo y definición.
  • Aceite de Ylang Ylang, que además de brillo brinda protección frente a las fuentes de calor externas.

El resultado es un cabello muy natural, definido, brillante, sin frizz y con un olor…¡ay, qué olor!

Tienes disponible la Wave Magic Cream en nuestra tienda de cosmética natural online. Puedes combinarla sin problemas con el champú sólido para cabello seco de Thaïs Camila, que también es apto para el Método Curly. Si tienes cualquier duda acerca de otros productos que completen tu rutina para pelo rizado, consúltanos. Estamos para ayudarte 😊

Dejar un comentario

Shop now

You can use this element to add a quote, content...