Eliminar la celulitis, la eterna batalla contra nuestra naturaleza


No falla. En cuanto salen un par de rayitos de sol, sois muchas las que acudís a nosotras en busca de ‘una crema anticelulítica que funcione’. Y nosotras, cómo no, nos afanamos en ayudaros a encontrar productos que os ayuden a lograr un aspecto más liso y firme en esas zonas que se empeñan en mostrarse más rugosas de lo que os gustaría. Y llevamos tantos años buscando, probando, y hablando con vosotras, que tenemos ya casi un doctorado en saber identificar las que merecen la pena, así que os vamos a contar en qué nos fijamos al elegir una crema para reducir la celulitis:

Olor y textura

Y diréis ¿por delante de eficacia? Pues sí, porque tratar la celulitis es una carrera de fondo, no vale hacerlo un par de semanas al año y ya. Y para que esto no nos cueste trabajo, es fundamental que el producto elegido nos resulte muy agradable de utilizar. De esta manera, nos costará menos incluirlo en nuestra rutina y los resultados serán mucho mejores.

Si es hidratante, mucho mejor

Y es que una de las cosas que dan pereza de muchas cremas anticelulíticas es que no son especialmente hidratantes, de manera que tienes que usar otro producto para cubrir esa necesidad. Una fórmula multiusos resulta mucho más práctica y conseguirá que la falta de tiempo no sea una excusa para cuidarte menos.

Eficacia

Evidentemente, nos interesa que funcione. Y en este sentido te vamos a ser muy sinceras: la mayoría de las que hemos probado funcionan muy bien a nivel reafirmante y alisante, pero se trata, claro, de un efecto transitorio que desaparece si dejas de utilizarla. Eliminar del todo la celulitis resulta bastante difícil, sobre todo si tienes en cuenta que se trata de algo que nuestro cuerpo genera de manera natural…Lo que sí tenemos comprobado es que el combo crema anticelulítica + alimentación saludable + ejercicio funciona muy bien no sólo para mantenerla a raya, sino para gustarnos más, así, en general. Con o sin ella.

¿Cuál es, entonces, la mejor crema anticelulítica? Si buscas una que cumpla con los tres requisitos que hemos enumerado anteriormente, apostaríamos sin dudarlo por Celuderm, de Terpenic. Su adictivo aroma a limón y geranio y la sedosidad de su textura convierten su aplicación en un ratito de placer que no vas a querer saltarte ningún día. Y además de sus propiedades detoxificantes, lipolíticas y drenantes, es muy pero que muy hidratante, así que puedes usarla el resto del año como crema corporal y olvidarte de agobios pre-veraniegos en próximas temporadas, porque cuidarte con ella va a hacer que te veas mejor todo el año. ¡Palabra!

¿Y tú, has descubierto ya el placer de #Mimarte?


Dejar un comentario